Tema 2: Reconocer los diferentes tipos de estructuras jurídicas y de gobierno



La empresa social en Europa es un movimiento dinámico, diverso y emprendedor que encapsula el impulso de nuevos modelos empresariales que combinan la actividad económica con la misión social y la promoción del crecimiento inclusivo. La figura 2 identifica las “familias nacionales” de la empresa social en Europa, sus características definitorias y el ecosistema en el que tiene lugar el desarrollo de la empresa social. Aunque existe un interés creciente y una convergencia de opiniones en toda Europa sobre las características que definen a una empresa social, la comprensión y los enfoques de la empresa social difieren sustancialmente entre los países (y a veces incluso dentro de ellos). No existe una forma jurídica única para las empresas sociales. Muchas empresas sociales operan en forma de cooperativas sociales, algunas están registradas como empresas privadas limitadas por garantía, otras son mutuas y muchas son organizaciones sin ánimo de lucro como sociedades de previsión, ONG, asociaciones, organizaciones voluntarias, organizaciones benéficas o fundaciones. A pesar de su diversidad, las empresas sociales actúan principalmente en los cuatro ámbitos siguientes

Inserción laboral – formación e integración de personas con discapacidad y desempleados – Salud y asistencia social – salud, bienestar y atención médica, formación profesional, educación, servicios sanitarios, servicios de atención a la infancia, servicios para personas mayores o ayuda a personas desfavorecidas – Desarrollo local de zonas desfavorecidas – empresas sociales en zonas rurales remotas, planes de desarrollo/regeneración de barrios en zonas urbanas, ayuda al desarrollo – Otros – incluyendo reciclaje, protección del medio ambiente, deportes

Figura 2. – Un mapa de las empresas sociales y sus ecosistemas en Europa (Wilkinson 2015)