Tema 2: Teorías de liderazgo

El liderazgo ha evolucionado desde las teorías de los rasgos hasta el liderazgo transformacional.

Así, el enfoque inicial se centró en las características y comportamientos de los líderes de éxito, y más tarde – en el papel de la naturaleza contextual del liderazgo. Cada teoría de liderazgo viene acompañada de características personales del líder de éxito y del mejor entorno en el que deben aplicarse para obtener los mejores resultados.

A pesar de las teorías, las personas son diferentes y pueden comprometerse más y funcionar mejor bajo diferentes líderes y estilos de liderazgo. Algunos pueden encontrar que tener instrucciones y expectativas claras, ciertas reglas y comportamientos (estilo de liderazgo autoritario), es mejor para ellos y estimula toda su energía para rendir al máximo. Otros, por el contrario, pueden encontrar esto restrictivo y pueden necesitar más libertad y creatividad en su trabajo (Liderazgo Democrático), para rendir mejor y lograr los objetivos. Hay personas que prefieren que el líder forme parte del proceso de búsqueda de soluciones y de ejecución, que les ayude y apoye, que discuta y participe (Liderazgo Participativo).

Ser un buen líder propio y ajeno exige algo más que conocer las teorías y estilos de liderazgo. Requiere conocer más sobre uno mismo, más sobre las personas en general (biología y psicología) y más sobre los negocios y la vida. Parece complicado, pero podemos empezar por lo primero que tenemos a mano: nosotros mismos.

Visual from Canva.com

2.1 Teorías del gran hombre y teorías de los rasgos

Según estos puntos de vista, los grandes líderes nacen con las características internas necesarias, como el carisma, la confianza, la inteligencia y las habilidades sociales, o algunos rasgos como la extroversión, la confianza en sí mismos y el coraje, que los convierten en líderes natos.

Estas teorías sugieren que las personas no pueden aprender realmente a convertirse en líderes fuertes. Es algo con lo que se nace o sin ello. Se trata de un enfoque muy natural (en contraposición a la crianza) para explicar el liderazgo.

Pregunta: ¿Qué rasgos tuyos reconoces en estas teorías?

Visual from Canva.com

2.2 Teorías de contingencia y liderazgo situacional

Estas teorías se centran en las variables relacionadas con el entorno que pueden determinar qué estilo de liderazgo es el mejor para una situación, ya que pueden variar mucho. Aquí no se trata sólo de las cualidades del líder, sino del equilibrio adecuado entre los comportamientos, las necesidades y el contexto. Estas teorías ofrecen a los líderes la posibilidad de elegir el mejor curso de acción en función de las variables situacionales. El estilo de liderazgo adecuado depende en gran medida del nivel de madurez (es decir, el nivel de conocimiento y competencia) de las personas o el grupo:

  • La baja madurez de las personas requiere un líder que les diga qué y cómo hacer;
  • La madurez media requiere que el líder inspire (venda la idea) e implique a la gente;
  • La madurez media requiere un líder que anime a las personas a adoptar un papel activo en la elaboración de ideas y la toma de decisiones;
  • La madurez alta requiere un estilo de liderazgo más delegador y el llamado enfoque de no intervención.

Pregunta: ¿Recuerda situaciones en las que se haya encontrado en algunas de las situaciones descritas anteriormente? ¿Cuáles fueron las circunstancias?

Visual from Canva.com

2.3 Teorías del comportamiento

A diferencia de los dos primeros grupos de teorías, las teorías conductuales del liderazgo se basan en la creencia de que los grandes líderes se hacen (las personas pueden aprender a ser líderes mediante la enseñanza y la observación), no nacen.

La teoría del liderazgo se centra en las acciones de los líderes, no en las cualidades mentales o personales, ni en los estados internos. En este caso el liderazgo es una habilidad, que puede practicarse y desarrollarse.

2.4 Teorías participativas

Estas teorías sugieren que el mejor estilo de liderazgo involucra a los demás fomentando la participación, la contribución y el compromiso de los miembros del grupo en el proceso de toma de decisiones. Como se ha leído anteriormente, requiere cierto nivel de madurez, tanto del líder como de los demás. A pesar de la preferencia natural por uno u otro estilo de liderazgo, el enfoque participativo puede utilizarse a propósito en la mayoría de las situaciones de la vida. Se puede construir una relación y una fuerte conexión con las personas del entorno, mostrándoles respeto y animándoles a crecer compartiendo. Este enfoque es también una poderosa fuente de aprendizaje para todos, incluido el líder.

Pregunta: ¿Recuerdas alguna situación en la que te hayan pedido que compartas tu opinión y des sugerencias a un problema/situación? ¿Cómo te sentiste entonces?

Visual from Canva.com

2.5. Teorías de gestión/transaccionales

Este enfoque enfatiza la importancia de la relación entre el líder y los seguidores, centrándose en los beneficios mutuos derivados de una forma de contrato a través del cual el líder entrega cosas como recompensas o reconocimiento a cambio del compromiso o la lealtad de los seguidores.

En estas teorías se descubren nuevos elementos como la supervisión, la organización, el rendimiento del grupo, el contrato y los beneficios.

Aquí tenemos a un gerente y a los miembros del equipo. Independientemente de las habilidades de liderazgo y el potencial del líder, el equipo podría rendir a un alto nivel, dependiendo de la madurez y la profesionalidad de todos. Es de esperar que las organizaciones desarrollen las habilidades de liderazgo de sus empleados.

2.6. Teorías relacionales/transformacionales

Estas teorías se centran en las conexiones entre los líderes y las personas. Aquí, finalmente, encontramos líderes que motivan e inspiran a las personas ayudándolas a ver la importancia y el bien superior de sus esfuerzos. Y ayudándoles a desarrollar su propio potencial. Los líderes con este estilo suelen tener altos estándares éticos y morales.

Pregunta: Así pues, al final se ve que el liderazgo es una compleja mezcla de muchos factores ambientales, tratos personales y, a veces, el azar, que ayudan a determinar por qué algunas personas se convierten en grandes o mejores líderes que otras. Aprender más sobre el tema es una forma de mejorar y desarrollar tus propias habilidades y potencial para ser un líder de tu vida.

¿Tienes curiosidad?

Visual from Canva.com