Tema 4: Cómo empieza el liderazgo personal

El desarrollo del liderazgo personal no es un fin. Es un proceso, un camino, una forma de pensar y vivir la vida.

Comienza con unos sencillos pasos:

  • comprender tu necesidad de desarrollarte y sacar más de ti mismo;
  • la decisión consciente de asumir el papel de tu propio entrenador de vida y seguir tu plan de liderazgo personal hacia tu vida deseada (la mejor versión de ti)
  • encontrar lo que mejor funciona para ti (hay muchos cursos e información que pueden ayudarte).

Una combinación de sesiones individuales y trabajo en grupo puede acelerar y apoyar el proceso de desarrollo.

Si opta por esta vía, un buen programa de liderazgo de desarrollo personal debería abarcar lo siguiente

  • puntos fuertes y débiles personales; estilo y preferencias; objetivos y visión, etc;
  • estrategias para crecer y jugar más con tus puntos fuertes (esta es una forma de que tu cerebro apoye mejor el proceso, según la neurociencia)
  • comprender cómo las creencias y los prejuicios limitan o formatean tu forma de pensar y actuar. Y transformarlos. Identificar qué es lo que impide a las personas alcanzar sus objetivos y qué pasos puedes dar para avanzar hacia tus objetivos;
  • plan de acción para desarrollar nuevos hábitos que apoyen tus objetivos;
  • cuál es tu estado personal de equilibrio entre el trabajo y el tiempo libre;
  • aprender a tener una visión de la vida a largo plazo;
  • y muchos otros temas que surgirían con el proceso.